BELCEBÚ






¿Qué hombre ha ocupado el sueño de mi hijo?

Es la casa contigua, la casa frente al negocio...

Con sus dedos fríos 
es quien cruza los candados 

Escupe palabras cruzando los dedos

multiplica su prole solo tocándose
con sus dedos fríos

Su voz no habla, solo escupe. 
Su lengua es una trampa para ratones.

Tiempo atrás, el padre falso pensó en decirlo todo:
Hijo, no he triunfado, estoy viejo, huelo casi tan rancio como tu.
Pero dime, ¿Quién fue el hombre que se llevó tu corazón?

Es la sombra de una infancia alegre.
El espejo del amor que te obsequiaron

No lo pierdas.

Tu madre se ha hechizado con las joyas del día anterior.
Dejó un carozo de palta para entumecer las horas.

A tu hermana regaló benjuí a cuenta gotas.
Y todos tus amigos apartó
para cenarte con su prole a las cuatro de la mañana.

Por esto:

Has una ofrenda a los vigilantes de la noche.
Córtate el pelo y regálalo.

Yo escondí en tu pelo
los regalos de la noche anterior
a partir de tus cenizas.

La letra habla de cuando eras árbol
y en ella todo se quemaba
y moriste cada vez que alguien leyó
que el bosque se quemaba

Te ibas lejos
muy lejos.

Endurecías tu corazón.

Comentarios