YOGA, a un mes de su publicación en México por el grupo Literal.


"Q"
tercer ojo




§131
 MANVAL WARRIOS
                                                    a HHM quien mencionó que yo había escrito esto

§ 137.
Llegamos a la vida los grillos volaron desde el norte vi sus sueños y no fui yo los animales del quinto grado con piel de ceniza son deslizadores para hendiduras antiguas preguntaron por Ney El Oscuro y no atreví al delato Solo puedo la región de los Clowns.
§138.
Cristo Centrecemor
La noche forma niños ordenados. Los niños se peinan y en su espejo indican a Cristo algunas tierras verdaderamente apetitosas. Sería hermoso que las colonizara. Los grillos comían carbón. De cerca parecían dragones amorales. No había números. Volar estaba reservado para ocasiones inadmisibles.
§139.
Cristo Centrecemor, en medio de la casa mayor tu falange cuaja cortando el rayo de ALX.
En el pasado actual la existencia es el mudra de la eternidad, llega y daña indiscriminadamente.



§140.
Hermana Leiva los sentaba en su falda para darles de comer. Pellizcaba sus cachetes. Los besaba. Le robaba Cromo y a cambio proveía cantidades amistosas de Éter.
§145.
Encima de legajos promocionales, Ney hacía brotar la filiación. Salada. Ácida. Hermana le temía por lo impredecible de la oscuridad. Por lo impalpable.
§146.
Mire Sr. de Ávila, la vertiente de psicopedagogos brutales no lo entienden. Lo repudian. Se acostaron con su mujer felices. Usted lo sabe, por es penetra los agujeros. Note: es un pedazo de carne varón. Vea las vibraciones. Estas especies son desechos humanos del reino animal.
§147.
Sí Hermana Leiva pero serán los próximos. Antes montaremos las exposiciones de nuestra especie. Es muy sencillo.
§148.
Ángel Cósmico Básico-Añón- Trimil guisante como futuro danzante los andes me guiarán.
§149.
Las formas graduadas me esperaban en los ojos. Corrí a toda velocidad y las esquivé saltándolas por encima. A la entrada estaban los Maestros. Menos ágiles que serpentarios. Distanciados por coleópteros. Su fuego envenenaba. Me fui hacia ellos arrojando en su frente cantidades sustanciales de Vacuis. Ing. Sr. de Ávila los empujó e hizo reverencia para que Alx, que había perdido recientemente su Telos, pudiera acceder a la regíón de las cámaras. 








SI QUEREMOS SEGUIR INVESTIGANDO DEBERÍAMOS DESTRUIR NUESTRO PROPIO PENSAMIENTO
 Stansilav Lem

Comentarios